Con la tecnología de Blogger.
RSS

Dueñas, el lugar donde late el corazón del Cerrato Palentino

Iglesia de Santa María de la Asunción
Si hay un lugar en la provincia de Palencia donde mejor confluyen las edades del tiempo... pasado, presente y futuro, ese es, sin lugar a ninguna duda, Dueñas. Llegar a este hermosos pueblo del Cerrato Palentino -cruce de caminos históricos desde tiempos ancestrales- desde la capital, Palencia, por la "Autovía de la Meseta", y comenzar un apasionante recorrido por la localidad cerrateña, realizando nuestra primera y obligada parada en la "esclusa 37" del imponente "Canal de Castilla", es suficiente para darnos cuenta, desde el mismo momento del inicio de nuestra visita, de lo que aquí, en este blog, tan entusiasmadamente expongo. 

Este lugar de tránsito, a orillas de un ramificado y sumiso Canal de Castilla, te sumerge -en una ínfima unidad de tiempo a través de la confluencia... de sus aguas, del negro asfalto de la carretera, de la forja de los raíles de su ferrocarril y de sus caminos y sendas de tierra polvorienta- en plena convicción sobre el enorme esfuerzo, que el hombre ha realizado en su larga andadura a través de todos estos años, "encaminando", como buen cruce de caminos, el continuo desarrollo y modernización de sus infraestructuras viarias. Gentes que han luchando siempre, vehementemente, contra la fuerza de la naturaleza, que hoy se refleja en las impresionantes obras de ingeniería convertidas en infraestructuras de comunicación imprescindibles, construidas por el hombre para cada momento histórico de la ciudad de Dueñas. Por todo ello, sin duda, Dueñas es un auténtico cruce de caminos milenario. Como buen ejemplo de lo que digo, en lo relativo al Canal de Castilla, bien lo refleja mi querido y buen amigo Asier Aparicio Fernández en su excepcional libro: "Barcos en la LLanura".

San Isidro. Monasterio de la Trapa
Dueñas es una ciudad milenaria, así lo manifiesta el impresionante patrimonio artístico y cultural que puedes observar... y disfrutar en un intenso recorrido por sus calles. Ostenta el título de ciudad desde que en 1928 el Rey Alfonso XIII firmó el acta de otorgamiento de este "linaje", para honor de todos los Eldenenses. Su casco urbano está considerado "Conjunto Histórico-Artístico" desde 1967. Saboreando los rincones de sus calles, inmediatamente eres consciente de que estás en un lugar muy importante y señorial, tierra de ensueño, postulado para esta mención de privilegio desde tiempos remotos del medievo... o incluso antes.

En cada calle, si sabes escuchar el silencio de sus rincones, escucharás infinidad de historias... leyendas cargadas de emotivos relatos acontecidos a intramuros de sus centenarias piedras, en torno a las vivencias y andanzas de tan nobles ciudadanos. Paseando por su centro urbano te trasladarás a otras épocas y, a cada paso, encontrarás un irresistible motivo para detenerte en cada rincón; desde la majestuosa Iglesia de Santa María de la Asunción, el Convento de San Agustin, la Puerta de entrada a la ciudad a través del "Ojo de la Virgen", la Ermita de los Remedios, el Hospital de Santiago, las cuevas y bodegas, esmeradamente conservadas por sus lugareños actuales; o, ya fuera de su centro histórico, incluso del casco urbano, el impresionante y magnífico Monasterio de la Trapa, son suficientes motivos, para darte cuenta de la trascendencia que ha tenido en nuestra historia, pasada y contemporánea, el más sobrio hombre de ambas Castillas residente de estas nobles tierras palentinas.

Palencia, un gran museo al aire libre.


Iglesia de Santa María de la Asunción
Harinera en el Canal de Castilla
Esclusa de Dueñas del Canal de Castilla

Monasterio de la Trapa



Fotografías propias previamente retocadas
Mi blog de fotografía: 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Este blog está fantástico , tiene magia, energía y belleza

Publicar un comentario en la entrada